El 75% de los españoles quiere comprar una primera residencia.

12/01/2018

La mayoría de las personas involucradas en el mercado de compra en el último año tenían como objetivo la compra de una vivienda para utilizarla como residencia habitual (75%). Si se analiza esta información por comunidades autónomas, en Cataluña y en la Comunidad de Madrid los que interactúan en el mercado de la compra como primera residencia, adquieren mayor peso que en el resto de comunidades, con un 80% y un 79%, respectivamente.

Además, prácticamente la mitad de los compradores (46%) piensa en un piso cuando se plantea la compra, pero finalmente son algo más de la mitad de los compradores (55%) los que adquieren un piso. Ésta es, por tanto, la categoría más buscada en el mercado inmobiliario español y también la principal consecución para los compradores.

Por su parte, el ático es la tipología de vivienda que muestra menor ratio de éxito: mientras que un 10% empieza buscando un ático, finalmente representa el 5% entre los que ya han cerrado la compra. Especialmente este hecho pasa en Cataluña: mientras el 13% están interesados en comprar un ático, finalmente un 4% lo acaba comprando. De hecho, la demanda de áticos se concentra en la ciudad de Barcelona con un 16% de interesados versus al 1% del resto de la provincia de Barcelona.

También se observan diferencias entre Madrid capital y el resto de la comunidad, cogiendo más peso el piso como objetivo inicial de la búsqueda en Madrid capital (57%) en cambio, en el resto de la comunidad podemos ver como la casa adosada o el chalet adquirían más peso que el piso.

Por la parte del vendedor particular, también el piso es la tipología de vivienda más ofertada, tanto entre los que ya han vendido (50%) como entre los que siguen con la vivienda en venta (45%). También en este caso se observan diferencias a nivel de zonas: mientras que un 7% del total de los particulares que ha vendido una vivienda ha ofertado un ático, esta proporción en Cataluña asciende al 15%. Por su parte en la Comunidad de Madrid los vendedores particulares que ofrecen un piso ascienden al 60% (versus el 50 de la media nacional)